El intercambio de regalos es una tradición que se remonta a la historia del nacimiento de Jesús en Belén.

 

La Biblia explica que tres hombres sabios -que conocemos como los Reyes Magos- le llevaron presentes al recién nacido: oro, incienso y mirra.

 

Se trata de una resina aromática que exuda la Commiphora myrrha, un árbol que de forma natural crece al noreste de África, en Arabia y Turquía. De sabor muy amargo, la mirra fue un bien muy preciado en la antigüedad, ya que se empleaba para elaborar perfumes y ungüentos. Esta sustancia también tiene numerosas propiedades medicinales y se usaba para tratar la ronquera, la disentería y como antiparasitaria. Además, Dioscórides también menciona en su tratado "De Materia Médica" las propiedades abortivas de la mirra. De forma frecuente esta resina era utilizada también como ungüento para embalsamar a los muertos.

Incienso Mirra para Carbón

6,00 €Precio

    Síguenos

     

    • Twitter
    • Facebook icono social
    • Instagram

    Únete a nuestra lista de correos para mantenerte informado