Esta es la decimocuarta vibración o decimocuarto chakra que se une a la energía del primer chakra. Esta vibración energética nos hace entender dónde estamos realizando nuestra experiencia de vida aquí en la Vía Láctea. Integra la energía femenina y masculina en equilibrio y armonía en el Ser. Nos ayuda a cortar los lazos negativos o amarres que en la vida nos impiden crecer.

Esta esencia conforma la verdadera dimensión de un ser de luz. Desde el ser de luz descienden dos arcos de energía formando un corazón invertido. En la unión de ese corazón invertido se encuentra el canal ascendente shushumma que penetra por el chakra 1. Flores de Saqqara hace que la energía femenina-masculina (ida y pingala repectivamente. Ida descendente y pingala ascendente. Ambas se encuentran a nivel del chakra 1, 3, 5 y 7) estén en armonía.

En el chakra decimocuarto, la vibración decimocuarta, se guardan, por así decirlo, el conocimiento adquirido en todas las experiencias vividas en todas nuestras encarnaciones; son los llamados archivos akásicos. A través de la meditación y la energía de esta esencia podemos rescatar o consultar esa “biblioteca de nuestras experiencias” para que esa información nos ayude en nuestra vida actual, a entender cualquier dificultad, cualquier encrucijada, cualquier reto o cualquier situación. La esencia nos aporta el valor de una herramienta preciosa con la cual hacer frente a todas las problemáticas.

La pirámide de Saqqara representa la energía vibracional de Flores de Saqqara. La vibración de este símbolo representa el continuo renacer a través de la eternidad; el décimo cuarto chakra aural, el cual se une al primer chakra corpóreo, y este a su vez con el séptimo chakra. Este circuito o camino energético señala el renacer continuo.

Desde tiempos inmemoriales en el patio de Saqqara se realizaba un rito, el Heb-Sed, representación que el rey moría y volvía a nacer de nuevo con la energía renovada abriendo un nuevo reinado, un nuevo recomienzo. Las representaciones en el templo de Saqqara nos muestran al faraón corriendo y saltando, luchando con claras muestras de virilidad para demostrar al pueblo que todavía era joven. Se encontró una vasija de alabastro dentro del foso de esta pirámide que nos ofrecía unas claves, pues en su texto se podía leer: “te deseo, Zosser, un millón de celebraciones del Sed”.

Aceite Sagrado de Egipto: Flor de Saqqara 30ml

33,00 €Precio
Cantidad

    Síguenos

     

    • Twitter
    • Facebook icono social
    • Instagram

    Únete a nuestra lista de correos para mantenerte informado