Décimosegundo chakra.

 

Esta vibración nos traslada al paraíso, ese lugar ideal que es el propio universo, templo de la conciencia unificada. Allí podremos reconocer el YO SOY. Esta vibración se comunica con los chakras 3 y 5. Nos refuerza la autoestima y toda nuestra energía se transforma en energía de luz cristalina.

Esta esencia nos transporta al mundo de cristal, lugar donde el alma pacta cada encarnación. Allí podemos ver la verdad de todas nuestras encarnaciones, lo que al volver nos permite entender la experiencia al completo, y la vía elegida para llegar a nuestro crecimiento, entendiendo que cada transito elegido es una vida para experimentar. El agua dorada nos ayuda a tener la visión clara de hacia dónde vamos, entender cada pacto espiritual realizado, que hemos elegido para efectuar este crecimiento. Nos ayuda también a ver la energía 13 o energía dorada (la energía Crística) ayudándonos a vivir en concordancia con el trayecto experimental elegido para este aprendizaje. Así vemos con claridad el rayo dorado que a través del sol nos llega a este punto del universo (el disco solar para los antiguos egipcios), el soplo de vida o energía vital chi, ki, prana, orgón. Nuestro sol emana la frecuencia vibracional apropiada para este crecimiento. Otros soles en el universo contienen otra tipo de vibración necesaria para esos crecimientos diferentes. Con el Agua Dorada podremos alcanzar un estado similar al que encontraríamos en un gran lago lleno de paz, armonía, equilibrio energético, felicidad, amor incondicional pleno: el auténtico descanso del guerrero que todos somos.

El Disco Solar es el símbolo de Agua Dorada.

Aceite Sagrado de Egipto: Agua Dorada 30ml

33,00 €Precio
Cantidad

    Síguenos

     

    • Twitter
    • Facebook icono social
    • Instagram

    Únete a nuestra lista de correos para mantenerte informado